Él y Ella

Ella llegaba tarde, como siempre. A Él le gustaba llegar temprano para leer en el tren. Ella se sentó; justo enfrente de Él. Él quiso evitar fijarse en Ella pero no lo consiguió. Ella estaba muy ocupada para darse cuenta.  Él volvió a concentrarse en su libro. Ella en su teléfono. Él levantó la vista y se perdió en el camino entre sus manos y sus labios. Ella sonreía al teléfono mientras leía un mensaje de su mejor amiga. Él nuca tuvo tantos celos como en ese momento. Ella se percató de su presencia; quizás se llamase Manuel. Él pensó que ojalá se llamase Candela. Ella se creyó la historia. Él pensó en invitarla a café y  en 67 posibles preguntas para hacerle. Ella pensó que un café estaría bien. Él se volvió a perder y se encontró en sus ojos. Sus miradas se tocaron por penúltima vez y sus universos chocaron violentamente en una fracción de segundo. A Ella se le acabo la saliva, a Él el tiempo.  Llego la parada de Él y decidió que merecía la pena arriesgarse. Ella dijo 67 veces. Él alargó el momento hasta que perdió la convicción. Ella se arrepintió de ese minuto. Él, del primer paso cuando ya daba el segundo. Ella no dejó de mirarlo. Él se giró y, a través del cristal, se tocaron por última vez.

Anuncios

2 Respuestas a “Él y Ella

  1. Pingback: García Márquez | El cuarto de Melquíades·

  2. Pingback: Prólogo | El cuarto de Melquíades·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s