Aventura

Castro Caldelas

O Pereiro, Castro Caldelas.

Siempre había huido del paso del tiempo. Sus fuerzas no le habían abandonado en toda su vida y nunca tuvo un momento de flaqueza. El campo había labrado su cuerpo, su carácter y su sonrisa.

En sus manos , talladas a cincel, se podía leer la novela de su existencia: cada zanja cavada, cada viña podada, cada silva cruzada en el camino, cada forquita empuñada, cada piedra levantada, cada cuerda atada, cada semilla plantada, cada estrechón de manos. Con ellas había construido toda su vida.

Sin embargo sus ojos solo traslucían el presente. La satisfacción por haberse convertido en la persona que era. El sentirse afortunado por hacer de cada día su pasión; de su rutina una aventura. El orgullo de ver a sus hijas convertidas en madres y una profunda admiración por sus nietos. El amor por su inseparable compañía.

Siempre había huido del paso del tiempo. Y lo consiguió.

Anuncios

Una respuesta a “Aventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s