10514

10514 oportunidades, unas aprovechadas y otras no tanto. Oportunidades pasadas en cualquier caso.

Alana se levantó sin la menor idea de lo que le depararía su día, aunque determinada a no dejarlo escapar entre los dedos como últimamente. Saltó de la cama convencida de que hoy sería diferente, decidida a escribir algo nuevo en la hoja en blanco que llevaba tanto tiempo sobre su escritorio, entre miles de hojas arrugadas. Se sentó a la mesa y, con un soplido de ilusión digno de su décimo tercer cumpleaños dispersó las motas de polvo que se habían acumulado a lo largo de los meses. Se ató sus nuevas zapatillas, se colocó sus auriculares y salió. Salió y corrió.

Respirar profundamente siempre la había ayudado en momentos complicados. 1,2,3 y a seguir adelante. Paso a paso, letra a letra, tan simple y tan difícil casi siempre, pero la única opción para seguir avanzando.  La única.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s