Guantazos.

Foto por Daniel Lobo / CC BY 2.0

Foto por Daniel Lobo / CC BY 2.0

Otra vez habían encontrado sus huesos el camino hacia el suelo. El golpe lo había vuelto a coger desprevenido. No tenía remedio, era confiando por naturaleza. Muchos dirían que era un defecto aunque para él era más una virtud.

Hacía tiempo se exasperaba obsesionado con el porqué, con el qué he hecho yo para merecer esto, pero ya no. Sabía que se trataban de preguntas vacías con respuestas prescindibles. Lo que de verdad le importaba era el para qué, y era ahí donde podía explayarse a su antojo. Tenía todavía toda la vida por delante para buscar la respuesta.

No era el primer guantazo que recibía. No sería el último. Recordaba ése que lo había tenido un invierno entero debajo de aquel edredón de canciones. Canciones que quedarían lastradas para siempre por las anclas de aquellos momentos; o el primero, en el 99, del que pensó no se recuperaría (qué joven e iluso era de aquellas); o el más reciente, el de ese castillo que había acabado por desmoronarse con el inicio del otoño.

Con el tiempo había aprendido a analizarlos: Unos (los más) llegaban con un ¡plaf!, duro y seco, que te hacía perder pie y caer en una deriva sin final aparente pero de la que se salía siempre. Otros (los más peligrosos) venían camuflados en caricias de terciopelo, copas de vino y espejos. Pequeños choques inapreciables que te van desviando de tu órbita haciendote finalmente renunciar a la persona que eres, a perder tu esencia. Esa esencia de valor incomprensible y con la que incomprensiblemente acabas negociando a cambio de tierras baldías.

De nuevo en pie se dio cuenta de que esta vez no le había costado lo esperado. Quizás era más fuerte de lo que pensaba. Se despidió del suelo con una sonrisa en los labios y un hasta la próxima, sabiendo que, muy probablemente, el no traicionarse le garantizaba algún futuro reencuentro con el adoquinado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s